La-Bistroteca-1

La Bistroteca, culto a la buena cocina

En lo que fuese una tasca familiar de las de toda la vida, de vermut y de caña, de tapa y de pincho, se levanta este nuevo espacio gastronomico, que está a medio camino entre los bistró franceses y las tascas patrias. Eso si, todo condimentado con mucho gusto y una buena dosis de cariño.

Lo que primero nos llama la atención cuando llegamos a La Bistroteca es sin duda el fantástico trabajo de interiorismo de Alexandra Galvis, una de las socias propietarias y que junto a Vanessa San José (El Buey de Pardiñas) son el alma de este proyecto. Mesas colgadas de la pared, paredes de ladrillo visto o referencias al antiguo local, como el cartel de la Tasca Marina, nos trasladan a los muelles del Brooklyn más moderno y cosmopolita.

Como no podía ser de otra manera, la cocina se ha cuidado tanto o más que la imagen del local, dando lugar a una carta corta pero muy completa, donde se ha cuidado sobremanera todo los elementos que la componen. Nada se ha dejado al azar y desde sus extraordinarios panes de Madre Hizo Pan hasta las carnes de sus hamburguesas (picadas a diario) de Discarlux, todo está pensado para el disfrute absoluto de sus comensales.

La carta esta dividida en varios apartados, “Para Comenzar” donde encontramos una buena variedad de entrantes que van desde la Burratina, los Huevos rotos de corral o los Corazones de alcachofa frita con salsa Romescu, y donde destaca su Guacamole servido en mortero de piedra volcánica traído ex- profeso de México y que realizan en la mesa delante del cliente.

Continuaríamos con su apartado de “Burgers” donde prima la calidad de sus carnes, 170 gramos de máxima calidad y donde podemos encontrar algunas tan especiales como La Brie, deliciosa con su confitura de higos y uva sobre queso brie fundido y chips de zanahoria o La Gansa, con carne 100% de vaca rubia gallega dry aged, medallón de Foie a la plancha.

Por otra parte destacaríamos lo que a buen seguro se convertirá en uno de sus platos más demandados y que son sus deliciosos “Perritos“. Aquí las referencias son cuatro y con seguridad tendremos serias dudas a la hora de elegir, aunque nosotros destacaríamos El Taj, elaborado con carne de cordero con ciruelas y almendras en salsa de cebollas, ron y menta…¡imprescindible!. O algún otro menos carnívoro como el perrito Gallego con Vieiras y Cacao bañado con una crema de Lima y Eneldo.

Y para terminar, no podemos olvidarnos de sus brochetas, donde encontramos alguna muy especial como la de Secreto con salsa Strogonoff, que para redondear la historia, ahúman con un toque de sarmiento. Recordar que toda las carnes están elaboradas sobre carbón de encina, lo que obviamente es un plus en cuanto al resultado final de todos sus platos.

Dejar sitio para el postre porque aquí son caseros y merece la pena terminar la experiencia con alguno de ellos, que son para hacerles un monumento. Nosotros nos quedamos con la Panacota de Coco con galleta de chocolate y la Crema de Maracuyá con crumble de almendras y fruta de la pasión.

En definitiva, un lugar versátil dónde poder comer con familia o amigos y disfrutar de una cocina hecha con mucho cariño. Un acierto absoluto que estamos seguros tendrá la recompensa que se merece.

La Bistroteca

C/ Espartinas, 7, 28001 Madrid

https://www.facebook.com/La-Bistroteca

https://twitter.com/labistroteca

¿Te gusto este plan? COMPÁRTELO