Plantilla-foto-PlanMadrid

La historia de los Madelman en el Museo Nacional de Antropología

Lo pueden todo… salvo envejecer. El Museo Nacional de Antropología recoge la historia de los Madelman tres décadas después de su desaparición

Miden 17 centímetros, cuentan con ropa de confección exclusiva y han viajado al fondo del océano, a los polos e incluso al espacio. Han sido militares, esquiadores, guías de safari, marines, piratas, astronautas y excavadores. No había nada que se les resistiera a los Madelman porque ellos lo podían todo. Y todavía lo pueden.

El Museo Nacional de Antropología ofrece desde el pasado 31 de mayo y hasta el 14 de octubre la muestra Madelman, 50 años jugando: ¡aún lo pueden todo! que homenajea a uno de los juguetes más queridos y recordados por los españoles. Corría mayo del 68 cuando estos pequeños hombrecitos de plásticos vieron la luz por primera vez. Lo hicieron gracias al empresario Josep María Arnau, un visionario que durante un viaje a Estados Unidos descubrió el éxito que tenían las figuras de acción G.I. Joe (recogido por Netflix hace poco en un documental) y decidió trasladar la idea al mercado español, para más tarde dar el salto al otro lado del charco. Así fue como surgieron estos pequeños hombres aventureros que marcaron el modo de jugar de la conocida como generación del baby boom. Formados por un total de 23 piezas de plásticos, los Madelman poseían un sistema de articulación único en la época. Fueron fabricados ininterrumpidamente desde 1968 hasta 1983, año en el que las empresas que los producían, EXIN e Industrias Plásticas Madel, decidieron poner fin a las aventuras de estos pequeños héroes. Había llegado la era de los videojuegos, y los niños ya no querían imaginar posibles mundos cuando podían experimentarlos directamente en juegos como el Super Mario Bros 3 o el Donkey Kong, títulos que marcaron la década de los 80. A finales de los 90 Altaya intentó una nueva comercialización bajo la modalidad de coleccionables pero no tuvo el éxito esperado.

Desde entonces los Madelman han permanecido vivos en el recuerdo de los miles de niños españoles que disfrutaron de estos juguetes, ya fuera de manera individual o gracias a las misiones que incluían varios muñecos y accesorios. Al principio solo bajo el formato masculino, pero más tarde también con diseños femeninos, estos juguetes marcaron una época en nuestro país, motivo por el cual el Museo  Nacional de Antropología ha decidido hacerles un guiño en su 50 cumpleaños. 

Para la organización de esta muestra ha sido imprescindible la colaboración de José Manuel Cortés, quien ha cedido de manera exclusiva su colección personal. Gracias a su aportación, la exposición cuenta con más de 200 Madelman distribuidos en diversas salas, entre los que se encuentra el modelo inspirado en la cinta de Stanley Kubrick, 2001: una odisea en el espacio, y el Madelman Superman, fabricado a inicios de los 80.

A través del recorrido marcado por las diferentes salas, el visitante puede asistir no solo a la evolución estética y funcional de este juguete, sino también a un análisis de la sociedad española del momento y a la adaptación de estos pequeños hombres a la misma. Una visita imprescindible para los más nostálgicos pero también para todos aquellos que deseen conocer más de la historia de nuestro país. 

La exposición permanecerá abierta hasta el próximo 19 de octubre en horario de 9:30 a 20:00 de martes a sábado y el domingo de 10:00 a 15:00. La entrada es gratuita.

Foto:  Luis Alberto Martínez Riancho

Aún lo pueden todo. 50 años de Madelman. Una mirada antropológica a la colección de José Manuel Cortés

Museo Nacional de Antropología

Calle de Alfonso XII, 68, 28014 Madrid

Tlf.: 915 30 64 18

Salas de exposiciones temporales y salón central.

Del 1 de junio al 14 de octubre.

https://www.mecd.gob.es/mnantropologia

¿Te gusto este plan? COMPÁRTELO