Celso y Manolo, una tasca muy castiza

Celso y Manolo, una tasca muy castiza

La de Celso y Manolo es la clásica historia de jóvenes que emigran a la capital en busca de trabajo y que después de mucho bregar detrás de una barra como aprendices, se convierten en propietarios de su propio restaurante, y que llamarían en honor a su familia Restaurante Arguelles.

Cincuenta años mas tarde, después de matarse a trabajar como solo ellos saben, un día decidieron que ya era suficiente, y cosas del destino aparecieron en escena otros hermanos que con mucha dedicación habían recuperado otro de los lugares emblemáticos de la calle, los Zamora, profesionales de la restauración se habían hecho cargo de aquella Taberna llamada La Carmencita, donde Manolo solía ir los primeros de mes cuando cobraba la paga a darse un homenaje con un buen entrecot.

Recuperando el nombre de aquellos hermanos que dieron brío y personalidad a aquel restaurante, Celso y Manolo se convierte así en una tasca gastronómica de referencia en el barrio y que junto a su hermana La Carmencita han hecho de la Calle de la Libertad un punto a tener en cuenta para los amantes del buen comer y beber.

La carta es muy extensa y hay para todos los gustos. Esta basada principalmente en las medias raciones y con una materia prima de una calidad excepcional, gracias a pequeños proveedores que en su gran mayoría trabajan con producto ecológico. Prueba de ello son sus alitas de pollo ecológicas de Sanchonuño, Segovia, o los corderos lechales de Chencho de Polaciones, su ecopastor y amigo de la alta montaña. Pero eso no es todo también encontraremos Terneras, Chacinas y productos de caza con certificación ecológica.

Por otro lado disfrutaremos de platos como el arroz trifásico con morcilla de Burgos y bacalao de Noruega elaborados con garbanzos eco de Colmenar de Oreja y arroz de la Albufera valenciana. O los quesos de pastores invencibles (como ellos lo han denominado),  Pates 100% caseros, bocadillos históricos, o el marisquete del barato sin sustos.

El tartar de tomate de Teruel con carpaccio de queso fresco de la Jarradilla, tomate seco eco de Ciudad Real hay que probarlo. Los huevos a la sartén con jamón ibérico y boletus al estilo de José Vicente de Aracena (Huelva) es otra delicia indiscutible. Pero también clásicas de taberna como las sardinillas, zamburiñas, mejillones, ventresca, pulpo, etc…

Sin ningún tipo de dudas, un sitio muy recomendable para conocer y disfrutar de su oferta gastronómica. Abren todos los días, pero con horario partido, de 13 a 17 y de 19:30 a 2 am.

La Tasca de Celso y Manolo

C/ de la Libertad 1, Madrid

Telf. 91 531 80 79

http://tascacelsoymanolo.wordpress.com/

https://www.facebook.com/Tasca-Celso-y-Manolo

¿Te gusto este plan? COMPÁRTELO